Análisis

Cartografía de las elecciones 2018 en Mexicali: la espacialización del descontento

 

(Haz clic en los mapas para agrandar)

Rebelión electoral

El pasado 1ro de julio el pueblo de México se rebeló en las urnas. La ciudadanía salió masivamente a votar y le ganó a la maquinaria del fraude, a la campaña de miedo, a la desinformación y manipulación mediática, a las llamadas de odio, a la compra y coacción del voto, a la alteración de urnas, a la intimidación, a la violencia y sobretodo, a la desesperanza.

El desborde popular -antes y durante la votación- revirtió todas las posibilidades de fraude y logró vencer -parcialmente- a los poderosos en su campo de juego. Fue una rebelión electoral que demostró de lo que el pueblo es capaz cuando se moviliza. Sin embargo, fue un triunfo que el propio pueblo no dirigió.

El voto masivo a López Obrador fue una expresión del hartazgo y descontento social; fue un voto de esperanza, de convicción, de castigo e incluso, de resignación. Fue la forma mayoritaria en la que, en el marco del proceso electoral, la ciudadanía demostró el repudio al actual gobierno y el rechazo a las políticas neoliberales, a la desigualdad, violencia e impunidad reinantes en el país.

Si bien, detrás del empuje electoral de la coalición ganadora y del proyecto del próximo gobierno existen intereses cupulares, pactos con diversos sectores de la oligarquía y alianzas sumamente contradictorias, no es nuestro objetivo analizar aquí esta recomposición de fuerzas en el bloque en el poder. Queremos resaltar, sí, el protagonismo popular en la elección y la espacialización del descontento manifestada con el voto.

Sigue leyendo

Anuncios
Estándar
Análisis

Sobre las contradictorias cifras de Constellation Brands

Estándar
Análisis

El nuevo muro Mexicali-Calexico y las infraestructuras transfronterizas

El nuevo muro

Actualmente el gobierno de Estados Unidos está construyendo en la frontera Mexicali-Calexico un muro de 11 metros de alto, de los cuales 2 metros están bajo tierra. Dicha altura representa más del doble de la actual valla que divide a ambas ciudades. El muro es una variante de los ocho prototipos presentados en San Diego en octubre del año pasado por seis empresas constructoras estadounidenses (Caddel, Yates, Fisher, Texas Sterling, KWR y Elta North America[1]) y consiste en polines de acero distribuidos a lo largo de 3.6 kilómetros que comienzan en los suburbios al poniente de Mexicali y terminan en el Río Nuevo. El proyecto incluye un puente sobre dicha corriente, la cual conduce aguas negras hasta el Mar de Salton en California (ver mapa principal).

Esta obra representa el primer contrato de construcción de la valla fronteriza efectuado por el gobierno de Donald Trump. El contrato fue obtenido por la empresa SWF Constructors de Nebraska, con un costo total de 18 millones de dólares. Las obras comenzaron el 19 de febrero y se realizarán durante 300 días, concluyendo la última semana de noviembre. El término de la obra coincidirá con la inauguración del nuevo puerto fronterizo que va a sustituir parte de las instalaciones de la vieja Garita Internacional que divide el centro de ambas ciudades[2].

donald_trump_muro_sd

Foto: Trump visitando los prototipos de muro en San Diego, CA. Fuente: Wikipedia.

SWF es una pequeña empresa fundada hace un año y que aparece con un solo empleado en su oficina de Omaha. Es propiedad de Coastal Environmental Group, una compañía de construcción con sede en Edgewood, New York, que ha sido demandada decenas de veces por negarse a pagar a subcontratistas y por tener “prácticas de facturación sospechosas”[3]. Uno de estos casos fue el no pagar o pagar menos de lo acordado a 400 empleados que trabajaban en labores de limpieza relacionada con el huracán Sandy. Por la otorgación del contrato a SWF, Bennie Thompson, representante demócrata en el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, cuestionó a la titular de Homeland Security, Kirstjen Nielsen (quien visitó la obra en Calexico el 19 de abril[4]), sobre la forma en que fue efectuado el concurso de licitación[5].

El “nuevo muro” es una compostura de una valla construida en 1995 (hecha de restos de metal y asfalto reciclados), sobre la cual el gobierno estadounidense ya tenía planes de construir, así como presupuesto asignado para tal fin. Trump aprovechó tal requerimiento para instalar el nuevo modelo de muro.

Sigue leyendo

Estándar
Análisis

Constellation Brands, el saqueo del agua y la superexplotación laboral en Mexicali

Constellation Brands (CB) es una transnacional estadounidense basada en New York, que produce y comercializa cerveza, vino y otras bebidas alcohólicas. Cuenta con operaciones en Estados Unidos, Canadá, Italia, Nueva Zelanda y México, con alrededor de 40 instalaciones industriales[1] y aproximadamente 9,000 empleados (ver mapa 1).  

CB_global

[Mapa 1: Constellation Brands global]

Dicha compañía nació en 1945 como productora y comercializadora de vinos y se fue expandiendo al adquirir varias empresas en el ramo de bebidas alcohólicas. Hoy es la mayor compañía vinícola del mundo[2] y se encuentra dentro de las empresas de Fortune 500, las más grandes en territorio estadounidense.

CB es actualmente la mayor importadora de cerveza de Estados Unidos[3] y la tercera compañía proveedora de cerveza en dicho país. La empresa maneja más de 100 marcas de bebidas alcohólicas (la mayoría son vinos y cerveza “artesanal”[4] [craft beer]) y es dueña y vendedora exclusiva de las marcas de Grupo Modelo en territorio estadounidense[5]. Corona Extra, una de dichas etiquetas, es la cerveza importada más vendida en Estados Unidos y la quinta más consumida de todas las cervezas en dicho país[6].

Sigue leyendo

Estándar
Análisis, Historia

La geografía de la rebelión magonista en Baja California

(Nota: Haz clic en los extractos de los periódicos Regeneración para consultar la edición completa de los mismos)

A 107 años de la toma de Mexicali y del inicio de la revolución magonista en la Baja California

No, lacayos de Porfirio Díaz y de Madero, no tratamos los liberales de disgregar la Baja California del resto de México. No nos conformamos con tan poca cosa. La Baja California será la base principal de nuestras operaciones para llevar la Revolución Social a todo México y a todo el mundo.

Ricardo Flores Magón[1] 

El 29 de enero de 1911 un grupo de aproximadamente 30 guerrilleros[2] al mando de José María Leyva y Simon Berthold, tomó por las armas el poblado de Mexicali. Con este hecho dio comienzo la campaña del Partido Liberal Mexicano (PLM) en la Baja California, la cual duraría hasta junio del mismo año.

triunfo_mexicali_04021911.png

Portada del Periódico Regeneración. 4 de febrero de 1911.

¿Cómo era Baja California en aquel entonces? ¿Dónde estaba ubicada la población, las riquezas y las principales actividades económicas? ¿Qué intereses político-económico existían? ¿Cómo era la relación territorial con la Alta California? ¿Por qué iniciar la lucha revolucionaria en Baja California? ¿Cuáles fueron las causas del fracaso de la insurrección? ¿Puede la Geografía aportar elementos para comprender la génesis y el devenir de este movimiento? Esas son las preguntas que intentamos responder en este texto.

Sigue leyendo

Estándar
Análisis

Sobre la exportación de agua desalinizada

Según un reportaje de la edición #27 de Newsweek Baja California, los planes para exportar agua a Estados Unidos se encuentran actualmente detenidos (por ahora). En la nota se argumenta que el acueducto para la exportación del líquido a San Diego fue rechazado por Semarnat y que Conagua le notificó a NSC Agua (una de las empresas que componen Aguas de Rosarito) que el agua es un bien nacional y por lo tanto no se puede exportar. ¿De verdad nos creen ingenuos los impulsores de la exportación? Veamos: Una empresa, Aguas de Rosarito, filial de importantes transnacionales en el mercado de agua a nivel mundial (con Suez Environment, en primer lugar), compañías que ejercen una enorme influencia sobre los organismos internacionales encargados de las políticas públicas en materia hídrica[1] (principales impulsores de la privatización del líquido a escala global) y expertas en legislación sobre aguas, comienza negociaciones en ambos lados de la frontera, estudios de factibilidad, proyectos ejecutivos, procedimientos legales, manifestaciones de impacto ambiental, cambios de uso de suelo, participación en los concursos de APPs, firma de millonarios contratos, incluso la obtención de un permiso presidencial en el lado estadounidense para la construcción de infraestructura hídrica transfronteriza (otorgado por Donald Trump en mayo pasado), todo esto con la intención de vender agua desalinizada al Distrito de Agua de Otay en San DiegoSIN SABER QUE EL AGUA NO SE PUEDE VENDER A ESTADOS UNIDOS PORQUE ES UN BIEN NACIONAL. Ni ellos se lo creen. ¿Entonces? ¿Por qué impulsar la exportación el agua si -aparentemente- no está permitido hacerlo, como argumenta Conagua? Intentemos conjeturar una respuesta.

Sigue leyendo

Estándar
Análisis

La super-explotación del agua en Baja California

Entender el metabolismo del agua (su apropiación, consumo, circulación, transformación y excreción) y su vínculo con los procesos económico-políticos en la región de Baja California es una tarea sumamente compleja y laboriosa. Esto se debe a que el agua es un elemento que se inserta prácticamente en todas las actividades humanas. El agua es un valor de uso que entra como condición general para la reproducción de toda forma de vida, así como materia prima básica en casi cualquier proceso productivo (agricultura, minería, industria, servicios, etcétera). El agua sirve para generar energía, para hacer funcionar las urbes, para transportar personas y mercancías, para hacer producir la tierra en el campo, para regular el clima y los ecosistemas. Con el agua la sociedad forma paisajes, lugares y regiones y delimita territorios, países y hasta continentes. En el ciclo hidrológico el agua se evapora, se condensa, se precipita, se escurre, se filtra y se conecta con la atmósfera, las montañas, la tierra y el subsuelo. El agua se encuentra en los océanos y mares, en corrientes subterráneas y superficiales (ríos, arroyos, canales), en el subsuelo (acuíferos, mantos freáticos, vapor geotérmico, etc.), en depósitos terrestres (lagos, lagunas, humedales, presas, embalses, etc.), en el suelo en forma de humedad, en la atmósfera (nubes, vapor, humedad), en casquetes glaciares o nieve y en todos los seres vivos (plantas y animales, incluyendo el ser humano). El agua se bombea, se extrae con pozos o en contenedores, se mueve en ríos, canales, acueductos, tuberías y otras redes hídricas; se potabiliza, se trata o se depura, se desaliniza, se contamina y se recicla; se embotella, se purifica y se filtra; se congela, se evapora, se convierte en líquido y viceversa. El agua en extrema escasez genera crisis (sequías), pero también en extrema abundancia (inundaciones). El agua es fuente de salud y de enfermedad, de prosperidad y decadencia. El agua es un derecho humano, un bien común y una riqueza social fundamental, pero también es considerada un bien económico y una mercancía. Es por eso que es llamada el oro azul. El agua es un recurso estratégico, factor de poder político, de seguridad nacional, de conflictos y hasta de guerras. El agua se distribuye heterogénea y desigualmente en el conjunto del espacio mundial, por lo que su uso y acceso a escala global es geográficamente complejo y asimétrico. Sin agua no hay vida. Sin agua ningún tipo de sociedad puede existir.

Sigue leyendo

Estándar