Análisis

Las Asociaciones Público-Privadas y el negocio transfronterizo (y transnacional) del agua en Baja California – parte 2

(Ver parte 1)

Las empresas transnacionales de servicios múltiples y la privatización del agua

El mercado de servicios de agua a nivel global está controlado por menos de diez empresas trasnacionales. En primer lugar, dos compañías con base en Francia dominan aproximadamente el 70% de dicho mercado: Veolia (antes Vivendi Universal) y Suez Environment (anteriormente Suez-Lyonnaise des Eaux). Esta última, que originalmente era una empresa de gas y electricidad, es propietaria de Degremont, una de las compañías encargadas de la construcción de la planta desalinizadora de Rosarito. Ambas multinacionales suelen ser consideradas como equivalentes a la General Motors y la Ford en el mundo del agua.

En un segundo nivel de importancia en el negocio mundial de servicios hídricos, encontramos a las trasnacionales ITT Corporation, compañía estadounidense que constituye la tercera mundial en el ramo; le siguen la alianza estadounidense-inglesa Bechtel y United Utilities, la inglesas Severn Trent y Thames Waters y la también norteamericana American Water Works Co. El panorama lo completan varias empresas de menor escala como Anglian Water (Inglaterra), GE Water (EU), Nalco (EU), Kurita Water Industries (Japón), entre otras[1]. Tan sólo Suez y Veolia aportan en conjunto servicios de agua (extracción, purificación, tratamiento de agua potable y residual, almacenamiento, distribución y construcción de infraestructuras hidráulicas) a más de 300 millones de clientes con más de 10,000 plantas de tratamiento y producción de agua en 150 países. Sin embargo, dichas compañías no limitan sus actividades al metabolismo del agua, sino que son consideradas empresas “multiservicios”, esto es, construyen y operan todo tipo de infraestructuras de servicios (energía, telecomunicaciones, transporte, servicios medioambientales)[2]. Otra empresa importante en la materia es Enron, compañía estadounidense que colapsó en 2001 y que a lo largo de varios años fue la principal comercializadora de agua, gas, electricidad e internet (fibra óptica) en el mundo[3]. Más adelante volveremos sobre esta empresa.

Dichas transnacionales no limitan su rango de acción a los distintos momentos del metabolismo hídrico antes mencionados, sino que, como menciona Andrés Barreda[4], buscan controlar el manejo del agua en todas las etapas del proceso productivo. De igual modo, operan en otros sectores buscando interconectar el manejo del agua con el manejo y producción de otros recursos como el gas, petróleo, electricidad y residuos de todo tipo. Estas empresas se especializan en manejar y transportar múltiples mercancías, por lo que se convierten en empresas del manejo de flujos, que aprovechan la convergencia técnica de articulación de las redes de infraestructuras[5]. Veamos algunos ejemplos de esta articulación.

La convergencia entre el metabolismo del agua y el metabolismo de la electricidad es frecuentemente referida bajo el concepto de watergy. Dicho concepto proviene de la fusión de las palabras en inglés water y energy (relativo principalmente a la electricidad) y está relacionado con la articulación entre los sistemas hídricos y los sistemas eléctricos y el aprovechamiento de sus puntos de sinergia. Con el agua se puede producir electricidad, ya sea en la generación de hidroelectricidad con las corrientes de agua; como insumo para producir vapor y hacer funcionar las turbinas en los procesos de generación termoeléctricos; así como en los sistemas de enfriamiento de los condensadores de las centrales térmicas (ciclo combinado, carboeléctricas, nucleoeléctricas, geotermoeléctricas). A su vez, con la electricidad se puede mover el agua, ya se bombeándola del subsuelo o haciendo funcionar las redes de distribución urbanas, metropolitanas y agrícolas. Asimismo, los procesos de desalinización de agua de mar requieren grandes cantidades de electricidad para su operación y las plantas de tratamiento de aguas residuales funcionan también con base a este energético[6]. Es así que las redes de agua y electricidad se combinan, se articulan y codeterminan. Si una empresa controla ambas redes puede buscar puntos de sinergia entre una y otra para implementar formas de optimización de los flujos y con ello, obtener mayores ganancias[7].

Además de converger las redes de agua y electricidad, también convergen entre ellas con las redes de gas. Actualmente, el gas es la forma más eficiente de producir electricidad a través de las Centrales de Ciclo Combinado que, como vimos antes, también utilizan grandes cantidades de agua en su operación. De esta forma es común que las empresas de gas se transformen en empresas de electricidad y viceversa, como es el caso de Sempra en Baja California. De igual manera, con diversos tipos de residuos (basura) es posible generar electricidad, por lo que las empresas de electricidad-agua-gas también tienden a controlar los circuitos de flujos de desechos urbanos e industriales[8].

A través de las dinámicas de convergencia, dichas empresas construyen y operan redes de agua potable y aguas residuales, canales, acueductos, gasoductos, oleoductos, líneas de transmisión y distribución eléctricas; construyen y desarrollan plantas de tratamiento de aguas y residuos, desalinizadoras, plantas de licuefacción y de regasificación, centrales termoeléctricas, hidroeléctricas, nucleoeléctricas, entre otras. También extienden su operación a las redes de fibra óptica y comunicación (flujos de datos) y han incursionado en la construcción de redes de transporte, como carreteras, vías férreas, corredores multimodales, aeropuertos, puertos terrestres y marítimos. Bajo esta lógica es que dichas compañías son conocidas como empresas “multiservicios”, cuya característica central es el manejo de redes y flujos.

Conforme las empresas transnacionales de servicios múltiples controlan la convergencia de las redes de agua, gas, electricidad, petróleo, transporte y desechos van controlando el conjunto del metabolismo social[9], esto es, el crecimiento urbano, la producción industrial, el movimiento de mercancías y recursos, etcétera. Igualmente, las empresas se extienden geográficamente mediante el tejido de redes infraestructurales: se multiplican, se diversifican, enlazan territorios, recursos, nodos de producción y nodos de consumo, y se entrelazan metabólicamente para obtener mayores ganancias. Concentran el control de los flujos a su vez que los dispersan por todo el mundo mediante la construcción de redes. De esta forma, las empresas van creciendo y se van enriqueciendo en proporción directa de las redes que controlan.

Estas transnacionales son las principales beneficiarias del proceso mundial de privatización del agua (aparte de las compañías embotelladoras). Para llevar a cabo sus planes buscan ejercer control e influencia sobre los organismos internacionales encargados de impulsar las políticas públicas en materia hídrica, como lo son la Asociación Mundial del Agua y el Consejo Mundial del Agua, además del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y sus instancias regionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Veamos algunos ejemplos de lo antes expuesto en el caso que nos compete: la privatización del agua en Baja California y el negocio de exportación de agua a la Alta California.

Las empresas trasnacionales en el negocio transfronterizo del agua en Baja California

Hacer un análisis minucioso sobre las empresas trasnacionales participando en el mercado transfronterizo de servicios de agua en ambas Californias requeriría varios meses y un numeroso equipo de investigación. Dada la magnitud el tema, sólo nos limitaremos a hacer un breve recorrido sobre algunos aspectos que creemos importante mencionar en relación a las empresas implicadas en la construcción y operación de plantas desalinizadoras en ambas Californias. Asimismo, realizaremos una breve descripción de los proyectos de este tipo de plantas emplazados en la región del noroeste mexicano y suroeste estadounidense, con el objetivo de dar un panorama general de los planes de gestión privatizadora del oro azul y la función de las empresas multinacionales en el impulso de estas transformaciones en el territorio de la región trans-California.

Las transnacionales en Playas de Rosarito

Como mencionamos en la primera parte de este artículo, Aguas de Rosarito (AdR), el consorcio constructor de la desalinizadora en dicho municipio, está compuesto por tres empresas trasnacionales: Degremont-Suez, NSC Agua-Consolidated Waters y NuWater.

En 1997 la unión de las compañías francesas Compagnie Financière de Suez y Lyonnaise des Eaux crearon la empresa de infraestructuras de agua, residuos y energía Suez-Lyonnaise des Eaux. En 2008, después de varios años de fusiones, adquisiciones y reestructuraciones corporativas, la compañía -que era conocida simplemente como Suez- fue dividida en dos entidades separadas: GDF Suez y Suez Environment. GDF Suez, hoy Engie, surgió de la combinación de Gaz de France con el sector energético de Suez. Actualmente es una de las principales multinacionales de producción y distribución de electricidad, gas y energías renovables. Por otra parte, Suez Environment, propietaria de Degremont, es la segunda empresa global en el mercado de servicios de agua, saneamiento y manejo de residuos. A pesar de la división y reestructuración, ambas empresas siguen manteniendo un vínculo corporativo.

Suez Environment y su predecesora tienen un largo historial de corrupción y prácticas abusivas en sus operaciones en el negocio privado de servicios de agua a nivel global. Estas prácticas incluyen: incrementar las tarifas de agua a niveles inaccesibles para la población; no cumplir con los compromisos contractuales al no mejorar o mantener las infraestructuras de servicios de agua; cortar el suministro hídrico a personas o comunidades que no pueden pagar los recibos del servicio; y demandar a los países por rescindir contratos o por negarse a elevar las tarifas a niveles inasequibles para los sectores de escasos recursos. La operación de esta empresa ha provocado diversos conflictos y luchas por la defensa del agua en varios países a nivel global, que en varias ocasiones han terminado en actos de violencia y represión por parte de los cuerpos policiacos. El historial de corrupción de Suez está compuesto de sobornos a funcionarios, manipulación de tarifas y precios, evasión de impuestos y fraudes contables[10].

Degremont, subsidiaria de Suez en México, cuenta con varios proyectos relacionados con el tratamiento y potabilización de agua en el país: plantas de tratamiento de aguas residuales en San Luis Potosí, Ciudad Juárez y Culiacán; una planta de tratamiento de aguas negras municipales, aguas residuales industriales y desalación en Salina Cruz, Oaxaca, para tratar los efluentes de la refinería de PEMEX ubicada en dicho lugar; y una planta potabilizadora de agua en Villahermosa, Tabasco. La compañía ha manifestado su interés en participar en las asociaciones público-privadas para la construcción de las desalinizadoras en La Paz, BCS y Guaymas-Empalme, Sonora[11]. Por otra parte, Aguas de Barcelona (Agbar), propiedad mayoritaria de Suez, es una empresa especializada en el suministro de agua potable y alcantarillado. Agbar participa desde 2001 en la empresa mixta Aguas de Saltillo (Agsal), que opera el primer sistema de agua semi-privatizado en México, el de la ciudad de Saltillo, Coahuila. La Asociación de Usuarios de Agua de Saltillo ha denunciado que en más de 15 años de operación, Agsal ha incurrido en diversas prácticas negativas en relación al servicio de agua y drenaje: violación al derecho humano al agua al suspender el abasto de agua a clientes morosos; presentación de información falsa e incongruente en sus reportes; aumentos indebidos de tarifas; violación a los derechos laborales de los trabajadores; sobreexplotación de los pozos de los que se surte la ciudad y abastecimiento de agua no potable a usuarios: incumplimiento de metas establecidas al inicio de la gestión de la empresa: un faltante aparente de ingresos reportados en las cuentas públicas; falta de transparencia en su administración; entre otras[12]. Agbar, junto con Odebrecht (célebre por sus escándalos de corrupción recientes), también ha recibido la concesión del servicio de agua potable y alcantarillado bajo modalidad de empresa mixta en las ciudades de Veracruz y Medellín de Bravo, Ver.

Por su parte, Consolidated Waters, otra de las empresas encargadas de la desaladora de Rosarito y originaria de las Islas Cayman, ha construido y operado plantas desaladoras en su país de origen y en otros lugares del Caribe como Bahamas, Bermudas, Belice y las Islas Vírgenes Británicas, así como en Bali, Indonesia. En las Islas Cayman cuenta con proyectos de plantas fotovoltaicas que suministran electricidad a las desaladoras.

NuWater, la tercera empresa asociada a Aguas de Rosarito, aparte de la desalinización de agua de mar, ofrece servicios integrales de suministro hídrico y tratamiento de aguas residuales para el sector minero, energético e industrial. Cuenta con operaciones en Singapur, Sudáfrica e Inglaterra. La compañía también brinda soluciones combinadas de producción “agua-energía”. En su perfil empresarial, define al nexo agua-energía como la “relación entre el agua requerida para generar y transmitir energía, y la energía necesaria para recolectar, limpiar y mover agua y aguas residuales” (ver figura 1). NuWater ofrece varias plantas de agua y de tratamiento de aguas residuales integradas a fuentes de energía. Esto incluye plantas de energía solar y generadores a base de diésel[13].

nuwater_perfil

Figura 1: Esquema de los servicios de NuWater. Obtenido del sitio http://www.nuwaterglobal.com

Como mencionamos anteriormente, la desaladora de Rosarito convertirá en agua potable el agua de mar que utiliza la CFE para el enfriamiento de los condensadores de la Central Termoeléctrica Presidente Juárez. A su vez, la planta se abastecerá de electricidad de la misma central generadora para hacer funcionar el proceso de desalinización[14]. Una vez finalizada la separación de la sal del agua de mar, el flujo de salmuera residual se depositará en el ducto de salida al mar del complejo energético. Para completar el sistema, el acueducto Rosarito-El Florido transportará el agua desalinizada desde una altura de 20 msnm hasta los 330 msnm, por lo que también requerirá un importante suma de electricidad para operar las plantas de bombeo y conducción del líquido. Es así que podemos observar cómo se articulan y convergen la producción de electricidad y la producción de agua desalinizada en dicho proyecto.

Rosarito es la zona estratégica de concentración de instalaciones de energía del extremo noroeste de México, por ser el eje medio del Corredor Costero Tijuana-Playas de Rosarito-Ensenada, por su conexión con California y por su acceso a la Cuenca del Pacífico. Dadas las necesidades energéticas de una desaladora de la magnitud de la planeada por el consorcio Aguas de Rosarito, no es casualidad que dicho proyecto haya sido propuesto para localizarse justamente dentro de dicho complejo energético.

Las desaladoras de Ensenada y el Valle de San Quintín y sus vínculos transnacionales

La desalinizadora de Ensenada fue concesionada desde 2011 a Aguas de Ensenada S.A. de C.V. (AgEns), empresa constituída por OHL Medio Ambiente Inima (hoy GS Inima[15]), transnacional de origen español, la cual desarrolló y está operando la desaladora ubicada en Los Cabos, BCS, primera planta de su tipo en México[16]. La obra está siendo construída en la zona conocida como El Salitral, al norte de Maneadero. Desde el inicio del proyecto han habido diversas irregularidades tanto en la selección del sitio como en los montos reportados por la empresa en relación a la contraprestación mensual del gobierno del estado y los apoyos federales[17].

desaladora_ensenada

Mapa 1: Sistema integral de la desaladora Ensenada. Obtenido de la MIA del proyecto.

Cuando la desalinizadora fue concesionada, AgEns pertenecía al Grupo OHL, consorcio transnacional español presente en más de 30 países de los cinco continentes. El presidente de OHL es Juan Miguel Villar-Mir, uno de los principales oligarcas españoles, ex-funcionario del dictador Franco y cercano al rey Juan Carlos I y al gobernante Partido Popular. Villar-Mir ha sido implicado en múltiples casos de corrupción tanto en su país de origen como en México, las cuales incluyen sobornos a funcionarios públicos para autorizar aumentos en los peajes de las autopistas o recibir concesiones de megaproyectos, entre otras prácticas fraudulentas[18]. La filial de OHL en nuestro país ha desarrollado grandes obras como el Circuito Exterior Mexiquense, la Terminal Aérea de Toluca y diversos proyectos tales como autopistas, supervías y pasos elevados, principalmente en la región centro del país (DF, Edomex y Puebla). OHL es todo un caso que merece una investigación exclusiva. En este texto sólo queremos plantear algunos datos que nos sirvan para delinear los planes de privatización del agua en Baja California y sus vínculos transnacionales. Por ejemplo, uno de los ex-consejeros de OHL (hasta 2015) es Carlos Ruiz Sacristán, quien fue Secretario de Comunicaciones y Transportes durante el gobierno de Ernesto Zedillo y director general de Pemex en 1994. Desde 2012, Ruiz Sacristán es también director general de IEnova-Sempra Energy, transnacional estadounidense de gas y electricidad con base en San Diego, CA. Una gran parte de los proyectos de dicha empresa están ubicados justamente en Baja California. Más adelante abordaremos el caso de Sempra en ambas Californias.

Por otra parte, la obra de construcción de la planta desaladora en el Valle de San Quintín fue otorgada mediante APP a la empresa Desaladora Kenton, S.A. de C.V., formada por la trasnacional israelí RWL Water en alianza con las locales RJ Ingeniería y Libra Ingenieros Civiles, ambas de Tijuana. Esta última contrató como asesor para la instalación de la planta a un ex-funcionario de la CESPT con antecedentes de corrupción[19]. Cabe señalar que el nombre del contrato de APP para este proyecto es “Sistema Integral Hídrico para la región de San Quintín en el municipio de Ensenada” y fue impulsado bajo la modalidad de “proyecto no solicitado”, al amparo de la Ley de Asociaciones Público-Privadas del estado.

Mientras el gobierno estatal anunció la construcción de la desalinizadora como un proyecto para el beneficio de siete poblados del Valle de San Quintín, en febrero de 2015, un mes antes del levantamiento de los jornaleros agrícolas en dicho valle, el secretario de Sagarpa, Enrique Martínez y Martínez, visitó San Quintín y presentó un plan para incrementar la producción de berries (fresas, frambuesas, zarzamoras, arándanos) de 2,500 a 6,000 hectáreas y aumentar su exportación al mercado del pacífico asiático (China, Corea del sur, Jaṕón y Hong Kong), además de Estados Unidos. Dicho plan incluía un proyecto de APP para la construcción y operación de una planta desalinizadora para dotar de agua a las agroindustrias, además de la gestión de una tarifa eléctrica subsidiada para las mismas[20]. Es importante mencionar que la producción de berries requiere grandes volúmenes de agua y actualmente el acuífero de la zona se encuentra sobreexplotado y presenta intrusión salina, en gran medida debido a la operación de las agroindustrias exportadoras. De esta forma se exhiben los verdaderos objetivos de la desalación de agua, en los que serán beneficiadas empresas transnacionales tales como la estadounidense Driscoll’s y la canadiense A&P Fruit Growers Ltd, compañías que obtienen ganancias extraordinarias al sobreexplotar a los trabajadores agrícolas mediante salarios de miseria, pésimas condiciones de trabajo y violación constante a sus derechos laborales.

dealadora_kenton_1

Mapa 2: Ubicación del sistema de desalación y la zona de cobertura de la desaladora del Valle de San Quintín. Obtenido de la MIA del proyecto.

desaladora_kenton2

Mapa 3: Ubicación de los componentes del sistema de la desalinizadora del Valle de San Quinín. Obtenido de la MIA del proyecto.

RWL Water fue fundada en 2010 por el magnate de medios judío Ronald S. Lauder, presidente del Congreso Mundial Judío, influyente organización que defiende las políticas de Israel en los territorios palestinos ocupados. Según su portal web, la compañía ofrece “soluciones globales para desalinización, tratamiento de agua, aguas residuales, conversión de residuos en energía, recuperación y reúso y procesamiento de alimentos y bebidas.” Sus soluciones están enfocadas a diversos tipos de clientes: municipales, minería, petróleo y gas, generación de electricidad y producción de alimentos y bebidas. Cuenta con proyectos de desalinización, desmineralización, tratamiento de aguas y aguas residuales, reutilización de agua y conversión de residuos a energía en países como Israel, Afganistán, Irak, Estados Unidos, Taiwán, Australia, Chile, Argentina, Perú, Colombia, Irak, Cabo Verde, Egipto, Albania, Italia, Chipre, entre otros.

Cabe señalar que Lauder visitó México en agosto de 2013, ocasión en que fue recibido en Los Pinos por Enrique Peña Nieto en una reunión a la que también asistió el entonces director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld. Durante su gestión en la Conagua, Korenfeld, quien también fue presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento (ANEAS, organismo que agrupa a las compañías privadas de servicios de agua, entre ellas, RWL Water, Suez, la local Urbaca, entre otras), otorgó contratos de adjudicación directa por 30 mdp a la Universidad de Tel Aviv, en la capital de Israel, para la realización de diversos estudios de agua en territorio nacional en 2015. Meses después, dicha universidad otorgó un doctorado honoris causa al entonces ex-director de Conagua (renunció a la institución tras un escándalo por el uso personal de un helicóptero oficial de la misma) y fue nombrado director del Consejo Consultivo de su Centro Internacional del Agua, violando lo estipulado en la ley de servidores públicos. Por dichas acciones, el Congreso federal abrió una investigación por tráfico de influencias y desvío de recursos hacia el ex-funcionario[21].

Como mencionamos anteriormente, existen otros proyectos de plantas desalinizadoras a desarrollarse en La Paz, BCS y en Empalme, Puerto Libertad y Puerto Peñasco, Sonora. Esta última exportaría agua a Arizona mediante acueducto que atravesaría la reserva de la biósfera del Pinacate y el gran desierto de Altar y concluiría en la Presa Imperial.

desalinizadoras_bcs

Mapa 4: Desalinizadoras en Baja California Sur. 

La Ley de aguas y las empresas trasnacionales

Revisando los planes dirigidos a privatizar el servicio de agua potable y saneamiento del estado a través de la ley estatal de aguas, también encontramos vínculos de las instancias públicas de gestión del agua con empresas transnacionales de Israel: Meses después de la reunión de Lauder con Korenfeld en 2013, el entonces presidente de Israel, Shimon Peres (fallecido en 2016), realizó una visita oficial a México en la que se anunció un acuerdo internacional en materia de agua entre la Semarnat y la Compañía Nacional de Aguas de Israel, Mekorot.

Mekorot, fundada en 1937 y dividida en tres subsidiarias (Mekorot water, Mekorot Infrastructure y Mekorot Projects), es la célebre compañía que fue expulsada de Argentina y otros países en protesta por haber generado un “apartheid del agua” contra 4.5 millones de palestinos, a quienes la empresa les despojó del vital líquido. Mekorot restringe el acceso al agua a la población palestina al hacerle pagar tarifas más elevadas que los israelíes (cuando la mayor parte del agua proviene de las zonas palestinas) y de esta forma creando un sistema de gestión del agua altamente desigual. Esto ha provocado una violación al derecho humano al agua, desplazamientos forzados y obstrucción del desarrollo de la agricultura en territorio palestino. Este caso fue denunciado ante el Tribunal Permanente de los Pueblos y otras instancias internacionales como crimen de lesa humanidad de Mekorot y el Estado de Israel contra el pueblo palestino[22].

Dicha empresa, en conjunto con varias instituciones financieras y bancos multinacionales, asesoró a la Conagua para la elaboración de la Ley General de Aguas (LGA) presentada en 2015, también conocida como la Ley Korenfeld, en referencia a su principal promotor[23]. La ley intentaba emular a escala nacional el modelo que Korenfeld implementó en el Estado de México como secretario de agua y obra pública bajo la administración estatal de EPN[24]. Dicha ley fue detenida por la movilización social y las múltiples denuncias que realizaron varias organizaciones, investigadores y centros educativos[25].

Las principales características de la propuesta de LGA eran: la promoción de la privatización del agua a nivel nacional, al considerarla un recurso económico; promoción del desplazamiento de personas y destrucción de cuencas al impulsar y dar prioridad a los trasvases de agua; ampliación de los márgenes para la contaminación de los cuerpos y corrientes de agua; reducción del derecho humano al agua al mínimo de 50 litros por persona al día (la mitad de lo que recomienda la ONU); restricción, condicionamiento y sanción de los estudios, la investigación científica y el monitoreo del líquido; facultad a la autoridad del agua para el uso de la fuerza pública para hacer cumplir sus funciones y favorecimiento a la técnica del fracking para extraer gas y petróleo.

Al no prosperar la LGN, ocurrió un cambio de estrategia en la forma en que se avanza y profundiza la privatización del agua en el territorio nacional, un cambio de escala: en lugar de modificar la Constitución federal, se modificarían las constituciones estatales, fragmentando los planes privatizadores en materia hídrica. El primer intento por realizar estas transformaciones a nivel estatal fue Baja California.

De acuerdo a una investigación de A los 4 vientos[26], Mekorot iba a ser una de las principales empresas beneficiadas con la privatización del agua en el marco de la Ley de Aguas de Baja California. La presencia de la transnacional israelí en Baja California se remonta a 2013, cuando su presidente, Shimon Ben Hamo, visitó Ensenada para establecer un convenio de colaboración con el gobierno del estado y el empresariado local para impulsar proyectos de desalación y tratamiento de aguas. Meses después, el gobierno estatal informó al sector empresarial que Mekorot elaboraría un estudio hídrico en Ensenada, con una inversión pública de 165 mil dólares, mismo que no ha sido presentado hasta la fecha. De esta forma podemos observar que Mekorot estuvo presente tanto a nivel federal como en Baja California, previo a la aprobación de ambas leyes del agua. De esta forma nos cuestionamos: ¿estuvo implicada dicha empresa en la elaboración de la ley de aguas de Baja California?

Parece que Mekorot se especializa en crear esquemas de distribución desigual del agua en cuencas dividas por un muro fronterizo. En base a esto nos preguntamos: ¿Acaso Mekorot buscaba un nuevo “apartheid del agua”, esta vez en la frontera México-Estados Unidos? No sería el primer caso de una empresa israelí buscando hacer negocio con la relación asimétrica entre México y Estados Unidos. Magal Security Systems, transnacional israelí en el negocio de sistemas de seguridad, recientemente presentó una propuesta al gobierno de Donald Trump para construir el muro fronterizo entre ambos países, argumentando su basta experiencia en la materia al construir la valla inteligente a lo largo de la Franja de Gaza[27]. Este es el negocio de las fronteras de la desigualdad.

Por otra parte, no sería casualidad suponer que pudo haber existido cabildeo y gestiones de diverso tipo por parte de las transaccionales antes descritas, a través de organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para el impulso de las transformaciones jurídicas necesarias para emplazar los planes de privatización del agua en Baja California bajo esquemas de APPs. Este es un tema específico que habrá que investigar.

En la tercera y última parte de este texto abordaremos la función de las empresas transnacionales en las crisis energética e hídrica de California y su vínculo con las transformaciones en territorio bajacaliforniano como mecanismo para “amortiguar” sus efectos.

(Ver mapa principal)

Referencias

[1]  Datos de 2017. Aunque la lista de las empresas más grandes en el sector de servicios de agua ha variado en los últimos 10 años, siempre se mantiene en los dos primeros lugares a Veolia y Vivendi. La información sobre las principales empresas en el mercado del agua la obtuvimos de las siguientes fuentes: http://www.trendingtopmost.com/worlds-popular-list-top-10/2017-2018-2019-2020-2021/world/water-treatment-companies-world-india-famous-best-largest/#3_ITT_CORPORATION, http://www.etcgroup.org/content/worlds-10-largest-water-companies y http://www.wwdmag.com/trends-forecasts/report-ranks-world%E2%80%99s-50-largest-private-water-utilities.

[2]  Datos de: Barlow, Maude y Clarke, Tony. Oro azul: las multinacionales y el robo organizado de agua en el mundo. España: Paidós Ibérica, 2004; Reportes de las páginas de Suez Environment y Veolia.

[3]  Barreda, Andrés. “Geopolítica, recursos estratégicos y multinacionales”. En: Revista Pueblos, 01/12/2005. En línea en: http://www.revistapueblos.org/old/spip.php?article311

[4]  Barreda, Andrés. “La privatización del agua y sus servicios en México”. En En defensa del agua. México: SME-Casifop-Editorial Ítaca, 2005. Págs, 29-35.

[5]  León, Efraín. “Empresas que impulsan y se benefician de la privatización del agua. Los ‘multiservicios’ y el embotellado de agua”. En En defensa del agua. México: SME-Casifop-Editorial Ítaca, 2005. Págs. 169-179.

[6] Ver: http://proyectofse.mx/2016/01/01/planta-solar-tratamiento-aguas-residuales/

[7]  op. cit. 3.

[8] op. cit. 3.

[9]  Con metabolismo social nos referimos al conjunto de los momentos de producción, consumo, apropiación, distribución, transformación y excreción de la forma actual de organización de la sociedad: la capitalista.

[10]  Girard, Richard. “Suez, Suez Environment y GDF Suez”. En People’s Sovereignty vs Impunity Inc. Counterpower and struggles for justice. Transnational Institute (TNI)-Observatorio de la Deuda de la Globalización (ODG), 2015.

[11] Ver: http://cicm.org.mx/detona-negocio-de-agua-de-mar-mexico-tiene-proyectos-sin-precedente/

[12]  Asociación de Usuarios de Agua de Saltillo (AUAS), “Aguas de Saltillo: visión ciudadana de un sistema de agua semi-privatizado”, En En defensa del agua. México: SME-Casifop-Editorial Ítaca, 2005. Págs. 115-130.

[13] Perfil empresarial de NuWater: http://www.nuwaterglobal.com/wp-content/uploads/2014/06/NuWaterProfile-for-Download.pdf 

[14] En este punto es importante mencionar que las desalinizadoras requieren un importante suma de electricidad para su operación.

[15] En 2012, OHL Medio Ambiente-Inima fue adquirida por el consorcio surcoreano GS E&C.

[16] Ver: http://www.ensenada.net/noticias/nota.php?id=21910, http://www.cocef.org/noticias/noticias-de-la-cocef/la-planta-desalinizadora-de-ensenada-garantizara-gran-parte-de-las-necesidades-de-agua-potable-de-este-municipio#.WR4qEx9NykC y http://www.inima.es/es/ohl_medio_ambiente_inima_se_ha_adjudicado_mexico_planta_desaladora

[17]  Cruz Aguirre, Javier. “El gran negocio: Miles de millones de pesos del erario a desaladoras españolas en Ensenada y Cabo San Lucas”, A los 4 vientos, 17/01/2013. En línea en: http://www.4vientos.net/2013/01/17/millones-de-pesos-del-erario-a-desaladoras-espanolas-en-ensenada-y-cabo-san-lucas/

[18]  Ver: http://quienmanda.es/posts/la-saga-de-los-villar-mir, https://www.forbes.com.mx/la-tormenta-de-corrupcion-que-envuelve-a-ohl/ y http://www.eldiario.es/economia/Villar-Mir-expolitico-cazador-corrupcion_0_493451594.html 

[19]  Cruz Aguirre, Javier, “Desalinizadora de San Quintín, bajo la sombra de la corrupción”, en La Jornada de Baja California, 14/10/2015. En línea en: http://jornadabc.mx/tijuana/14-10-2015/desalinizadora-de-san-quintin-bajo-la-sombra-de-la-corrupcion 

[20]  Cruz Aguirre, Javier, “Federación “le pone la mesa” a consorcio en San Quintín”, La Jornada de Baja California, 27/04/2015. En línea en: http://jornadabc.mx/tijuana/27-04-2015/federacion-le-pone-la-mesa-consorcio-en-san-quintin y
http://www.4vientos.net/2015/04/24/en-marcha-plan-de-pena-nieto-y-multinacionales-para-exportar-fresas-de-bc-a-china/ 

[21] Nota del Universal, “Korenfeld dio contratios por 25 mdp a universidad que le otorgó doctorado”, 28/02/2017: http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/politica/2017/02/28/korenfeld-dio-contratos-por-25-mdp-universidad-que-le-otorgo; Punto de acuerdo del Congreso para la investigación de Korenfeld:
http://sil.gobernacion.gob.mx/Archivos/Documentos/2017/03/asun_3495586_20170307_1488902640.pdf

[22]  EJAtlas, “PPT Case: Mekorot and water supply, Israel/Palestine”. En línea en https://ejatlas.org/conflict/mekorot-and-the-opt-israel-palestine

[23] Jalife, Alfredo, “Bajo la lupa”, La Jornada, 12/04/2015. En línea en: http://www.jornada.unam.mx/2015/04/12/opinion/012o1pol

[24] Ver: http://msiainforma.org/es/intereses-poderosos-detras-de-la-privatizacion-del-agua-en-iberoamerica/

[25]  Coordinadora Nacional Agua para Todos, Agua para la Vida, “Notas sobre la Ley General de Aguas”: http://aguaparatodos.org.mx/notas-sobre-la-ley-general-de-aguas/

[26]  Cruz Aguirre, Javier. “El agua: el negocio israelí en BC al amparo del Salinato”, A los 4 vientos, 14/01/2017. En línea en: http://www.4vientos.net/2017/01/14/el-agua-el-negocio-israeli-en-bc-al-amparo-del-salinato/ 

[27]  Saula Vera, David, “Empresa israelí presentó ayer su proyecto de muro a Seguridad de EU”, El Financiero, 01/02/2017. En línea en http://www.elfinanciero.com.mx/nacional/empresa-israeli-presento-ayer-su-proyecto-de-muro-a-seguridad-de-eu.html 

Anuncios
Estándar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s