Análisis

Los Foros Estatales del Agua: ¿foros ciudadanos o foros privatizadores?

El gobierno estatal está impulsando diversos foros estatales del agua en las ciudades de Mexicali, Tecate, Tijuana y Ensenada. Según su sitio web, el objetivo de estos foros es “crear un espacio donde exponer la situación actual y el futuro del agua en nuestra región”. En dichos eventos se llevarán a cabo mesas de trabajo en las que la ciudadanía, organismos operadores, profesionistas del rubro y expertos en el tema hídrico trabajen juntos para “estructurar estrategias de optimización y reúso, desarrollar planes de contingencia y buscar alternativas que nos ayuden a asegurar el suministro de este recurso en Baja California”.

foroaguamxli

Los foros se dividen en mesas de trabajo, foros ciudadanos (también llamados paneles abiertos) y conferencias magistrales. Los temas a abordar son: infraestructuras de agua y saneamiento, normatividad del sector hídrico, situación general del agua, cultura hídrica y sustentable, situación económica del organismo operador, el valor del agua, fuentes de abastecimiento, uso eficiente y sustentable, entre otros.

Con tan solo revisar el programa vemos que los foros ciudadanos o paneles abiertos no tienen nada de ciudadanos. En los diferentes eventos están invitados como participantes representantes del sector empresarial, funcionarios públicos, diputados y representantes de las empresas privadas en el mercado de abastecimiento y servicios de agua. Por ejemplo, entre los participantes de dichos paneles se encuentran el presidente estatal del Consejo Coordinador Empresarial, funcionarios de la CONAGUA, de las comisiones estatales de servicios públicos (CESPM, CESPT, CESPE y CESPTE) y de la Comisión de Límites y Aguas (CILA); el senador Ernesto Ruffo Appel y los diputados Carlos Torres y Rocío López, quienes aprobaron la ley estatal de aguas propuesta por el gobernador, Kiko Vega. En suma, para los organizadores de los foros la “ciudadanía” la constituye la clase político-empresarial bajacaliforniana. ¿No se debió de haber invitado como conferencistas y/o participantes en los foros a integrantes de Mexicali Resiste, a académicos críticos y activistas en defensa del agua, por ejemplo? ¿No se debió incluir a las diferentes voces de la sociedad civil que podrían tener una opinión crítica respecto al tema del agua?

Sigue leyendo

Estándar
Análisis

Las Asociaciones Público-Privadas y el negocio transfronterizo (y transnacional) del agua en Baja California – parte 3

Ver parte 1 o parte 2

Agua, electricidad, gas y el poder de las trasnacionales en California

Tal como lo analizamos en la primera parte de este artículo, la planta desalinizadora de Rosarito y los planes de privatización del agua en Baja California responden en gran medida a la crisis hídrica que acontece en California desde 2012 y al consiguiente negocio transfronterizo que se abre con la escasez del líquido. Bajo esta crisis, las empresas transnacionales poseen también una función importante en la reconfiguración del territorio estadounidense para adecuarlo a los planes hídricos antes descritos. Antes de revisar esta función específica, abordaremos brevemente el caso de las compañías involucradas en la crisis energética que aconteció en California en 2001 y que provocó el emplazamiento de proyectos de generación de electricidad a Baja California, con la finalidad de abastecer al mercado eléctrico del sur californiano. Nos parece importante analizar esta crisis porque consideramos que es un caso paradigmático de la función de las transnacionales en la organización neoliberal del espacio transfronterizo de las Californias.

Sigue leyendo

Estándar
Análisis

Las Asociaciones Público-Privadas y el negocio transfronterizo (y transnacional) del agua en Baja California – parte 2

(Ver parte 1)

Las empresas transnacionales de servicios múltiples y la privatización del agua

El mercado de servicios de agua a nivel global está controlado por menos de diez empresas trasnacionales. En primer lugar, dos compañías con base en Francia dominan aproximadamente el 70% de dicho mercado: Veolia (antes Vivendi Universal) y Suez Environment (anteriormente Suez-Lyonnaise des Eaux). Esta última, que originalmente era una empresa de gas y electricidad, es propietaria de Degremont, una de las compañías encargadas de la construcción de la planta desalinizadora de Rosarito. Ambas multinacionales suelen ser consideradas como equivalentes a la General Motors y la Ford en el mundo del agua.

En un segundo nivel de importancia en el negocio mundial de servicios hídricos, encontramos a las trasnacionales ITT Corporation, compañía estadounidense que constituye la tercera mundial en el ramo; le siguen la alianza estadounidense-inglesa Bechtel y United Utilities, la inglesas Severn Trent y Thames Waters y la también norteamericana American Water Works Co. El panorama lo completan varias empresas de menor escala como Anglian Water (Inglaterra), GE Water (EU), Nalco (EU), Kurita Water Industries (Japón), entre otras[1]. Tan sólo Suez y Veolia aportan en conjunto servicios de agua (extracción, purificación, tratamiento de agua potable y residual, almacenamiento, distribución y construcción de infraestructuras hidráulicas) a más de 300 millones de clientes con más de 10,000 plantas de tratamiento y producción de agua en 150 países. Sin embargo, dichas compañías no limitan sus actividades al metabolismo del agua, sino que son consideradas empresas “multiservicios”, esto es, construyen y operan todo tipo de infraestructuras de servicios (energía, telecomunicaciones, transporte, servicios medioambientales)[2]. Otra empresa importante en la materia es Enron, compañía estadounidense que colapsó en 2001 y que a lo largo de varios años fue la principal comercializadora de agua, gas, electricidad e internet (fibra óptica) en el mundo[3]. Más adelante volveremos sobre esta empresa.

Sigue leyendo

Estándar